Carmen Mateos, portavoz de Podemos apoya a los agricultores de la Vega

Reunión con representantes de la Asociación Norias y Pozos de Almería

Representantes de la Asociación Norias y Pozos  de Almería, han trasladado las graves  consecuencias que supone el plan municipal del PP en ampliar la producción de agua desalada

Los agricultores y regantes de la zona del Bajo Andarax ven peligrar su futuro ante la propuesta del equipo de gobierno del Partido Popular en aumentar el volumen de extracción de la planta desaladora para abastecer el consumo doméstico de la capital, y así se lo han trasladado a Carmen Mateos, portavoz del Grupo Municipal de Podemos.

Durante la reunión mantenida el presidente de la Asociación Norias y Pozos,  José del Águila afirma que “de hacerse realidad el aumento de extracción de agua de la desaladora provocaría la sequía de pozos de los que se abastecen”, si esto llega a pasar “no solo afectaría a la calidad del tomate que producimos, también a las numerosas familias que habitan en los cortijos y  que  no disponen de red de agua municipal para uso doméstico”.

Actualmente la desaladora de Almería funciona con 2 bastidores activos y el Partido Popular, tiene previsto ampliar a un total de 5, este aumento de caudal provocaría una sobreexplotación de los acuíferos del Bajo Andarax con el consiguiente riesgo de sequía en los pozos de la zona o la salinización de los mismos. Un fatal desenlace que propiciaría un éxodo de las familias que viven en los cortijos de la Vega de Almería que se abastecen única y exclusivamente de estos pozos para consumo doméstico, ya que se trata de una zona no contemplada como urbana.

Pozos y norias de más de 300 años que siguen subsistiendo y que ahora se pueden perder, provocando un futuro incierto para los agricultores y familiares de La Cañada.  Para la portavoz de la formación morada, Carmen Mateos, en este sentido “dado que el acuífero tiene unos usuarios tradicionales, el arrastre de agua dulce podría plantear problemas y tener consecuencias susceptibles de reclamación” además del “tarifazo al que nos veremos sometidos los almerienses reciban o no reciban agua desalada”, como le ocurrirá a “todos los  vecinos desde  Rambla Federico García Lorca  a Castell del Rey. Barrios como La Fuentecica, La Chanca, Plaza de Toros o Casco Histórico, seguirán consumiendo agua del pozo de Bernal cada vez de peor calidad a mayor precio”.

Según  Paco Belmonte, miembro de Norias y Pozos “está en juego perder la calidad en la producción del tomate de La Cañada, ya que para el riego no solo pueden abastecerse exclusivamente del agua que proporciona  la Comunidad de Regantes Cuatro Vegas”.

Hasta el día doy el Consistorio no ha sabido darles una solución real a sus problemas planteados, y apelan a la voluntad política para evitar la desaparición de la Vega de Almería  como zona de gran calidad en la producción agrícola, y a la despoblación de sus numerosos cortijos habitados.